Ariel Aqueveque Marín

todo en pocas palabras / Instagram: @arielaqueveque

Tu fortuna

Aguantar el torbellino así como viene
Para mañana despertar con el frío típico del mar
Dejaré que la brisa coma el hambre
Del hombre y su alma en alambre, uniendo
Los trozos de algodón pegado
Con física y química de la fe de hoy
Para que el que despierte esté unido
Al mundo de ciencia que lo gobierna
A ver cuánto dura entero en el mundo de él
Sin él, que se ha quedado en la cama
Sin querer despertar a vivir y correr
Contra su propio tiempo corto y su afán
A ver cuánto dura sin campo, piel y mar
A ver si la vida sin vida sabe que hacer
Cuando el hombre que la habita no sufre
Quítale el tiempo, la fecha al amor
Olvida el olvido y deja lo más sutil, un rumor
Si quiera una voz que caliente al sol
Para que veas que mal estoy yo
Pretendiendo un abismo en silencio
Sin bailes, sonrisas fáciles, ni fiesta
Que brillen sin razón ni ocasión,
Que brillen todos sus sueños
Que no llegaron a ser lo que necesita hoy
Que siga acostado, rebelde su imaginación
De lo que no es y nunca será
Para que entienda que eso no importa
Que al pensarlo ya hizo
Lo mismo que el que lo alcanzó
No maldigas tu fortuna en este lugar
Sagrado espacio donde todo es verdad
Nadie mejor que tu para saber
Que eres tu mejor realidad
y que lo demás es fortuna genética o azar
igual de injusto que todo lo que está
al margen de tus circunstancias,
que es el mundo entero donde te toca jugar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 5, 2011 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: