Ariel Aqueveque Marín

todo en pocas palabras

Cuando sea grande

Con mi primo

Mi primo también se llama Ariel, nos juntamos a recordar veranos de hace 20 años atrás, y él desde la Física y yo desde la Filosofía terminamos hablando de lo que hay detrás del cosmos que se expande, desde nuestro pequeño espacio en el tiempo.

Las ideas borrosas del futuro, se han transformado en un largo día contínuo, lo que será de mí, está en un plano asumidamente incierto, me dejo llevar, como un barquito de papel en el río de Heráclito, viajando junto al tiempo, disfrutando el paisaje, evitando discusiones innecesarias en la armadura del silencio; con cada cana, un pelo más tranquilo, con cada pata de gallo, un error menos. Las angustias, las expectativas se resolvieron solas, soy lo que sería cuando grande, mucho menos de lo que soñaba a los 27, mucho más feliz de lo que era a los 27, enfocado en hacer sólo lo que me haga vibrar, creando habitaciones nuevas para cosas que me conmuevan, usando mis pocos conocimientos para abrir puertas hacia las cosas que me puedan hacer amarlas, sintiendo el paso de cada segundo, como una fotografía para el alma. Elijo escribir porque las palabras crecen y retumban infinitamente y se transforman en un mensaje en una botella, cargado de imágenes y recuerdos que cada quién completa en el secreto universo de su paso por la tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 11, 2017 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: