Ariel Aqueveque Marín

todo en pocas palabras / Instagram: @arielaqueveque

Instinto

 

Me quedo en la vida floreciente,

tapo el sol con un dedo,

no hago nada de lo que dicen,

no tengo esa edad, ni la mía.

 

Los procesos naturales

se van cumpliendo y se llevan,

como el día y la noche,

la vida gota a gota,

en cuenta regresiva.

 

No quiero un libro, un árbol,

ni prolongar mi especie,

camino ligero, con lo puesto,

con rumbo desconocido,

con el mundo abierto.

 

Muy viejo para creer porque sí,

muy joven para renunciar

a los millones que no he ganado

viviendo como si hubiera una sola vida,

imagino que ya hice todo lo que debía

y sigo haciendo lo que haría después.

 

Los sueños de los demás,

los procesos naturales,

nos van matando,

no ves que estamos solos,

tocando la superficie

de algún alma,

a veces con la voz, otras con la piel,

casi siempre con palabras.

 

Al final siempre volvemos

a ser solo nosotros,

si nos quitamos esos pasatiempos

y tareas fundamentales

que en la historia del universo

no alcanzan a ser una mota de polvo,

sin el orgullo, ni el bloqueo

del futuro imaginario,

solo somos “las lágrimas en la lluvia”

del replicante.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 2, 2015 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: